Degradado claroscuro

Técnica: Lápiz – Degradados

Una de las habilidades más importantes en la práctica del dibujo es poder conseguir con el claroscuro la sensación de volumen. Por eso, llegar a realizar un buen degradado es fundamental para la relización de cualquier dibujo, no importa la técnica que se emplee, seca o húmeda. Por eso, este ejercicio está pensado para mejorar las habilidades del alumno en el proceso de gradación de los tonos lumínicos.

Para realizar este ejercicio primero trazamos al azar una serie de líneas cruzadas en un papel, tratando de formar con sus intersecciones los más variados espacios, tanto en tamaño como en forma. Una vez concluido esto, con un recuadro, por ejemplo un paspartú de fotos, el alumno escoge una zona compositivamente interesante y demarca la zona con la que quiere trabajar. Es importante que la zona no sea mayor de un A5 porque el ejercicio, aunque parezca sencillo, lleva bastante tiempo completarlo. Una vez escogido esto, empezamos a realiazar los degradados sobre los espacios que quedan entre las líneas, empezando por un extremo hasta completar todo el espacio.

Evaluación: Este ejercicio está pensado para mejorar la técnica del claroscuro con el lápiz, tratando de sacar el máximo partido a este material. Este es un buen ejercicio para edades comprendidas entre los 10 a los 12 años, ya que precisa de cierta habilidad en el manejo del lápiz. Aunque parezca muy sencillo y rápido de hacer, es un ejercicio que lleva bastante tiempo completarlo, por eso aconsejo hacerlo en varias sesiones para no aburrir a los alumnos. En mi caso realizamos esta tarea los primeros 20 minutos de cada clase, hasta completar el dibujo, como ejercicio de constancia y concentración. Lo más gratificante de esta actividad, además de que el alumno aprenda esta importante técnica de dibujo, es que crea hábitos de trabajo y poco a poco el alumno se acostumbra a dedicarle distintos tiempos a sus dibujos, dependiendo de la naturaleza de cada trabajo. Por último, decir que la experiencia con este ejercicio ha sido muy positiva,  en especial con los alumnos de mayor edad, puesto que tienen más voluntad y capacidad de concentración que los más pequeños y acaban aprovechando más el ejercicio.

Degradado claroscuro