Zentangle Monokuromo

Zentangle

Todos hemos garabateado alguna vez en un papel algún patrón repetitivo de forma distraída. Llevar esos dibujos a otro nivel es lo que se denomina Zentangle, y el  el ejercicio de hoy tratará sobre esto.

Hay muchos ejemplos de Zentangle en internet pero posiblemente uno de los mejores trabajos que he visto de este arte son los del artista Iain Macarthur , que tiene un trabajo tan meticuloso como maravilloso. Sus ilustraciones son realmente complejas y se convierten en un auténtico desafío para cualquiera.

Para empezar el ejercicio hacemos una breve explicación de los conceptos básicos que componen la ilustración, dejando claro que a pesar de lo complejo que pueda parecer el dibujo, si vamos de los más sencillo a lo más complejo no tendremos ningún problema para completarlo satisfactoriamente. El proceso siempre es lo más importante. Un consejo, a la hora de seleccionar el modelo escoged uno simétrico, como por ejemplo el lobo, esta elección os facilitará mucho el trabajo, tanto a la hora de explicarlo como de dibujarlo. Una vez descritos los parámetros del ejercicio, comenzamos bosquejando una línea por la mitad del papel y encajamos la silueta del dibujo. Continuamos trazando las formas generales, olvidándonos de momento de los detalles más pequeños. Con la ayuda de las líneas guías situamos los elementos principales: ojos, nariz, boca, orejas… y definimos el resto de formas. Por último, añadimos los detalles y preparamos el dibujo para empezar a entintar.

Evaluación: Dadas las imágenes tan impactantes y atractivas que produce los Zentangle los alumnos han recibido el ejercicio con entusiasmo, aunque siempre hay que ser precavido en este tipo de ejercicios tan laboriosos. Durante la clase todo se ha desarrollado con normalidad y como estaba previsto nos llevará más de dos sesiones concluirlo por lo que habrá que armarse de paciencia. De todas formas, es un ejercicio muy completo ya que utiliza diferentes técnicas (lápiz y entintado) y refresca las nociones básicas del dibujo como la simetría, por lo que lo recomiendo encarecidamente. En los próximos días probaré este ejercicio con los más pequeños a ver qué tal responden.